Casa de Acogida ofrece habitación para refugiadas en San Pablo

Maria Vitória Paiva, coordinadora del proyecto (Foto: Hugo Reichenberger)

Maria Vitória Paiva, coordinadora del proyecto (Foto: Hugo Reichenberger)


Mujeres de decenas de nacionalidades reciben abrigo, aprenden portugués y hacen cursos profesionalizantes para adaptarse a la vida en Brasil

Por Carolina Montenegro

Un cuarto simple que acomoda tres camas. En el rincón izquierdo un armario y una televisión. Duermen allí tres muchachas; una española, una sudafricana y una malaya. Desde hace algunos meses, este es el hogar de ellas y de 31 mujeres más refugiadas y extranjeras egresadas del sistema penitenciario.

“Conversamos en portugués y cuando se hace complicado hablamos en inglés”, cuenta la joven española de cabellos cortos y oscuros, que toma clases de portugués dos veces por semana. La mayoría de las refugiadas son Africanas, pero también hay colombianas y asiáticas.

La Casa de Acolhida Nossa Senhora de Aparecida (Casa de Acogida Nuestra Señora Aparecida), en el centro de San Pablo, ya abrigó durante tres años de funcionamiento mujeres de casi 70 nacionalidades diferentes. “Y por más increíble que parezca, el idioma es lo que menos importa, lo más importante es la recepción”, afirma Maria Vitória Paiva, coordinadora del proyecto.

“Como el espacio recibe mujeres de todo el mundo, ellas acaban conversando en inglés, o traducen un poco del francés para aquella que no habla portugués o usan hasta mímica para comunicarse”, explica.

Antes el centenario caserón abrigaba un pensión para jóvenes. La idea de transformar el local en una casa de recepción para refugiadas y egresadas partió de Maria Vitória, que trabaja desde hace décadas con la defensa de los derechos de las mujeres, y fue aceptada por la congregación de San Vicente Pallotti, propietaria de la casa.

Fachada de la Casa de Acolhida Nossa Senhora de Aparecida (Foto: Hugo Reichenberger)

Fachada de la Casa de Acolhida Nossa Senhora de Aparecida (Foto: Hugo Reichenberger)

Las mujeres que reciben abrigo pueden traer a sus hijos para vivir junto a ella y dividen las tareas de limpieza y la cocina de la casa. “Cada una lava su propia ropa y cuida su cuarto y todas nos turnamos para cocinar”, dice una sudafricana, huésped de la casa desde hace cuatro meses.

Ella cuenta los días para volver a ver sus cuatro hijos en Johannesburgo. Está en libertad condicional hasta febrero, después de haber estado tres años presa en Brasil, cumpliendo pena por tráfico de drogas. “Sin un lugar no habría recibido autorización para salir de la prisión”, agrega.

El abrigo posee lavandería, capilla, sala de estar y espacio para talleres de artesanía, clases de danza, corte y costura, terapia comunitaria y atención psicológica. Las carteras y ropas que son producidas en la casa son vendidas en bazares y los fines de semana, cuando llegan las visitas de amigos, se organizan eventos culturales, feijoadas y saraos.

“Las asociaciones con otras ONGs son fundamentales, aquí proveemos techo y alimentación. En otras instituciones asociadas, las refugiadas hacen cursos profesionalizantes y de idiomas”, afirma la coordinadora del proyecto. La idea es proveer seguridad y habitación para que estas mujeres se adapten a Brasil.
Cuando consiguen empleo y pueden pagar su propio alquiler están listas para dejar la casa. En promedio, la estadía aquí es de tres a seis meses.

El espacio es el único de San Pablo que provee este tipo de recepción para mujeres refugiadas. La casa es mantenida por la congregación y recibe donaciones de la comunidad. “Estamos buscando más incentivos y apoyo para expandir nuestra atención, si conseguimos cuchetas para los cuartos, podríamos aceptar al doble de mujeres”, afirma Maria Vitória.

* Reportera Especial Refugees United

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: